sábado, 23 de mayo de 2015

Conociéndome II: “Lo peor de mí”



Se que una de las cosas que mas detestamos es hablar de los aspectos negativos de uno mismo, porque claro, es lo que menos nos gusta reconocer, por lo tanto lo que más tendemos a ocultar, a esconderlo debajo de la alfombra, hasta llegar al punto de verlo como ajeno y no como algo propio. Son esas pequeñas cosas que sacan de quicio a quienes nos rodean y, a veces, a nosotros mismos, aquello que debemos cambiar y que por alguna razón (llámese inconsciencia o estupidez humana), lo volvemos a hacer, cayendo así en el círculo vicioso conocido como hábito.

Sin más preámbulos y pasando al tema en cuestión, a modo de mea culpa y toma de conciencia, les paso a contar aquellas cuestiones que encabezan el top 10 de cosas que me rompen soberanamente las pelotas de mí:

1)  Calentona: Soy extremadamente irritable, sobretodo cuando me joden con determinados temas, los cuales considero mi talón de Aquiles.

2)  Preocupona: Es algo que no puedo controlar (y lo que más arraigado tengo). No puedo evitar el hacerme la cabeza por pequeñas boludeces y ahogarme en un vasito de agua.

3)  Procrastinadora: De tal palo tal astilla, mientras más lo patee mejor.

4)  Colgada: Pff, si me habré comido puteadas por escuchar/hacer cualquier cosa...

5)  Malhumorada: A diferencia de la 1º es algo que no me sucede tan a menudo, pero se me pasa rápido, al igual que la calentura.

6)  Inconsistente: Otra de las cosas que vengo mejorando y espero que no me pase con el blog y lo termine dejando tirado D: .

7)  Indecisa: Uy este tema... me persigue desde que nací y se que a quienes me rodean también, pocas pibas son tan indecisas como yo, les juro.

8)  Conchuda: Yo no lo considero una de mis falencias... pero bueno, los demás si, porque les jode a ellos y reconozco que a veces a mi también (pero solo a veces, cuando me da lástima la otra persona)

9)  Verborrágica: Suelo hablar más desde mi parte emocional que la pensante y bueno... cuando termina ganando la batalla la primera y la segunda da un paso al costado, la termino cagando sin querer, aunque lo bueno es que lo reconozco y pedí perdón cuando debía (Punto para la Jett ;) )

10) Honestidad brutal: Es mi favorita y mi arma de doble filo. Sin filtros y sin medir las consecuencias de mis palabras, muchas veces hirientes/malinterpretadas por el resto, pero a veces (contadas con las manos) me doy cuenta antes de mandarme el moco (otro puntazo de la Jett).



¿Por qué, se estarán preguntando, decidí exhibir mis defectos a lo largo y ancho de este mundo a través de internet? Lo hago sin ningún que otro fin, mas que el probarme a mi misma que soy consciente de aquellos defectos enumerados anteriormente (y de otros que faltan), porque, son estas pequeñas cosas las que ayudan al crecimiento personal. Aparte, el hacerse cargo no es moco de pavo, ya que no es tarea fácil hurgar dentro de uno, ver todo eso que uno NO quiere, sus miserias y heridas, pero es algo que en mi humilde opinión, vale la pena perseverar y no les digo que van a eliminarlo de cuajo, porque siempre van a estar ahí, sino que esto nos ayuda a minimizarlo para que el número de metidas de pata se mantenga en lo más mínimo posible.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario