viernes, 21 de agosto de 2015

No engañes al amor

Y así es como me despierto una vez más buscándote en mis recuerdos, en mi cama por alguna extraña razón que algún día lograré recordar. No es que te extrañe pero... bueno, quizás y solo quizás un poquititito, tal vez por costumbre o porque te quiero, a esta altura debo confesar que me es difícil identificar lo que siento por vos.

¿A quién quiero engañar? No, ya no te extraño, no pienso en vos durante el día ni me desvelas por las noches, ni mucho menos espero ansiosa algún mensaje tuyo... Es así, ya no te quiero, pero si te quise y mucho, pero me di cuenta que no vale la pena esperar algo que difícilmente (por no decir NI EN UN MILLÓN DE AÑOS) va a suceder. Este siempre fue un amor unilateral y lamentablemente, para no perder la costumbre, es el mio.

Vete tu a saber el motivo de semejante desilusión, una atrás de la otra... soy una boluda que ama flashear amor donde no hay, que no sabe discernir amor de chamuyo, que no entiende, ni quiere entender pareciera a veces, que no todo el mundo ama de igual manera, algunos simplemente no aman y el destino caprichoso, quiso que fuera un imán de esos tipos.

Porque por más amor que haya de mi parte, si no es correspondido no vale nada. No va a haber futuro juntos, o un felices para siempre esperándonos a la vuelta de la esquina.

No, no estoy tirando la toalla, ni muchos menos, simplemente me cansé de esta situación de mierda. Abrí los ojos y me di cuenta de que en realidad nunca hubo nada

No hay comentarios.:

Publicar un comentario