viernes, 30 de octubre de 2015

From the bottom of my heart...

Mentiría si dijera que no te busco entre la gente, si omitiera que sos la razón de mi sonrisa más franca, si evadiera el hecho de que en incontables ocasiones nos imaginé un futuro juntos, desayunando en una cama gigante, perdiéndonos entre los mil y un pliegues de las sábanas. Pero sobretodo, mentiría descaradamente, si negara el hecho de que pese a todo, sigo soñando, queriendo y anhelando con cada parte de mi que todos estos planes no queden en el aire, poder llevarlos a la realidad. Porque si, te sigo eligiendo ante todo y por sobre todas las cosas...
 Que no daría por saber si alguna vez se te cruzó por la mente, aunque sea de pasada, la sola remota posibilidad o si por esas casualidades de la vida, lo pensas aun hoy, en el mismo momento que yo en una suerte de sincronía de pensamientos, si es que tal cosa es posible, claro. ¿Por qué todo tiene que ser tan difícil? ¿por qué el destino caprichoso dio vuelta todo y ahora todo cambio de mal en peor? Solo quiero y espero una señal por más pequeña e insignificante que sea, de que esto va a materializarse o si simplemente, estoy volviendo a perder mi tiempo, porque me niego a creer que esto termina acá, o por lo menos de esta manera tan del orto...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario