viernes, 2 de octubre de 2015

Problemas existenciales V: Celosa será tu vieja...

Hoy, para ser sincera tenía planeada otra cosa para subir (probablemente lo suba la semana que viene o nunca, you never know), pero quiero hablar de algo que me viene fragmentando las pelotas en 148 mil pedazos (aprox). Esta semana, de por sí fue bastante complicada a nivel emocional para mi, por lo seguramente habrán visto pequeños descargos en twitter y/o facebook.
 El motivo, como podrán observar en el título son los celos. No es la primera vez que escribo sobre el tema, hay algunos post de mi blog anterior que tocan el tema, pero hoy la situación ha alcanzado un nuevo nivel...
 Como dije anteriormente, no es la primera vez que estoy en esta encrucijada, porque he tenido novios (y novias también, si vamos al caso) y por cada novio, chongo, etc todos y cada uno de nosotros sabemos que existe esa "amiga".  Esa mina demasiado... afectuosa, simpática, demostrativa, esa que siempre revolotea a su alrededor y que obviamente, le caes mal, porque la muy conchuda, suele ser posesiva. Vos al principio, le das el beneficio de la duda y le pedís con todo el amor del mundo que calme a esa criaturita del señor que el muy forro llama amiga, porque claro, no da decirle que para vos es una putita que se lo quiere coger... En esto último quiero hacer hincapié y decirle a todos los hombres solteros, "en algo", casados o whatever  NO IMPORTA CUANTAS VECES JUREN, POR TODOS Y CADA UNO DE LOS SERES QUE COMPARTEN EL MISMO UNIVERSO QUE USTEDES, QUE "JAMÁS PASO NI VA A PASAR NADA", "QUE SOLO SON AMIGOS" Y QUE "NO LA VES COMO UNA MINA, SINO COMO UNA HERMANA", SIEMPRE, PERO SIEMPRE, VA A SER UNA PUTA QUE TE TIENE GANAS, PUNTO, NO SE DISCUTE. Y POR FAVOR NO INSISTAN EN QUE SE LLEVEN BIEN POR "VOS" PORQUE ES LA HIJAPUTEZ MÁS GRANDE QUE PUEDEN HACER Y ADEMÁS, RARAS VECES FUNCIONA...
Ahora bien, prosigamos. Va a llegar el momento inevitable donde el camino se va a bifurcar y vas a tener que elegir entre: a) confiar y hacer un bollito los celos para acto seguido metértelos por donde no te da el sol o b) armar una escenita de celos, quedar como una pelotuda, paranoica, inmadura y probablemente soltera. Obviamente, siempre elegí la primer opción, porque si bien soy una piba bastante celosa, no soy de esas enfermitas posesivas que andan vigilando todos y cada uno de los movimientos del chabón, porque confío en la persona que tengo al lado, sino, no podría estar con alguien que se me va a cagar, porque hay que respetar la intimidad del otro, no es necesario saber absolutamente todo, cada cual elige que y cuando compartir determinadas cosas, pero ante todo, porque hay que ponerse en el lugar del otro.  A ver, yo también tengo amigos (más amigos, que amigas, reconozco) y nunca me tiraron onda, porque saben que los pongo en el molde con dos sopapos, así D1, por ende, cabe la remota posibilidad de que estes flasheando colores y te estés maquinando al divino botón.
 Después de varios años, exes y sabiduría adquirida, luego de comprobar que esas pibas efectivamente eran amigas y que todas esas discusiones fueron al pedo, uno esperaría no volver a encontrarse en esa situación o alguna similar pero NO, ¡ERROR! no solo la vida me volvió a reunir con esa amiga tan apreciada por el desgraciado/a de turno, sino que una a una, reaparecieron para demostrarme no solo que se conocen y se llevan increíblemente bien sino que ahora, vinieron por la revancha, porque como dije anteriormente, las yeguas son territoriales y su amigos es SU amigos, y ninguna piba de turno (en este caso yo) va a interponerse. Así que deseenme suerte, porque esta revancha le gano yo y esas trolas se van a acordar de mi por muchisimo tiempo...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario