martes, 3 de noviembre de 2015

#MartesAMano 03.11 aka freedom!


2 am, 03.11.15

Mientras termino mi segundo té nocturno y me pierdo en algunas melodías desconocidas para mi oídos, cortesía de spotify y su playlist "descubrimiento semanal" (el cual admito que escucho más por curiosidad que otra cosa, porque rara vez acierta con mis gustos...), el aleatorio me sorprende con la frase, transcrita por su servidora, al comienzo de este post.
 Si bien para el resto de los mortales es una simple frase de una canción cualquiera, cosa que para mi hasta hace no mucho también lo era (no voy a negarlo), sentí como de alguna extraña manera encajaba con el rompecabezas que me tiene hace varios meses en vela, como si esta fuese la pieza final que tanto anhelaba, como esa bendita señal que buscaba desesperadamente. así que, opté por tomarlo como tal y eso automáticamente me llevó a un pequeño detalle, o más bien una gran revelación que olvide por completo durante todo este tiempo: estoy mejor así, sola, tranquila, L I B R E !, un momento, en todo momento fui libre y yo solita me estaba atando como una boluda, ¿pueden creerlo?.
 Disculpen mi sinceridad, pero realmente no puedo evitar mirar al techo y reir como una loca, estoy riendo y llorando de felicidad, todo al mismo tiempo, por primera vez en meses, una genuina sonrisa estampada en mi cara un tanto adormilada y adolorida, producto de tantas carcajadas.
 Ahora, hablando en serio, no me estoy dando por vencida, no me mal interpreten, es simplemente tener la madurez suficiente y aceptar que las cosas no siempre salen como una quiere/espera, por más horrible, temible y doloroso que sea, porque la verdad es... es... que de todo lo malo algo bueno surge.
 Y si, me duele esto, soy tan humana como cualquiera, pero este dolor no se compara con las noches de insomnio pensando como estará, el comerme la cabeza se convirtió en rutina, estas y otros tantos hábitos, bastante insanos si vamos al caso, se estaban apoderando de mi y se perfectamente que ni él debe saber siquiera UNA de tooooooooodas estas cosas y si les soy brutalmente honesta, creo que le chuparía soberanamente un huevo, porque si no le importó en su momento, ¿por qué ahora?.
 Por último, si bien pese a todo esto sigo sintiendo lo mismo, pero no voy a lastimarme más, ya no... me amo lo suficiente y en mi vida, soy prioridad, como debe ser, como siempre tuvo que haber sido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario